Sostenibilidad

Uno de los pilares principales de USM, desde sus inicios, ha sido siempre el desarrollo sostenible.

En el caso específico de una empresa de muebles, eso significa dos cosas: Primero, que cumplimos con los estándares más altos en lo que a materiales, métodos de producción y cuidado medioambiental se refiere. Segundo, que hacemos lo que sea necesario para suministrar a nuestros clientes unos muebles que les permitan vivir de manera sostenible.


Construimos, y frecuentemente rediseñamos, nuestras fábricas y talleres para cumplir con un alto estándar medioambiental. El acero que se encuentra en la mayoría de nuestros productos en reciclable en su gran mayoría, y nuestros procesos de fabricación se estructuran sobre objetivos de eficiencia energética y reciclabilidad casi total desde los primeros pasos.


Nos sentimos orgullosos de que se reconozca nuestro compromiso con la reducción de emisiones. En 2007, nos convertimos en la primera empresa europea en recibir una acreditación del Greenguard Environmental Institute por la baja emisión de partículas y de residuos químicos que generan nuestros productos. Las bajas emisiones hacen que los lugares de trabajo y los hogares sean espacios más saludables, ya que se ve reducida la contaminación del aire en interiores.


Cuanto más rápido haya que remplazar un producto, peor para el medio ambiente: se requieren nuevos materiales y procesos para construir ese sustituto, y el producto antiguo se recicla o se desecha. Sin embargo, se puede evitar dañar el medio ambiente por estos reemplazos si construimos productos que duren más en el tiempo. Este principio es esencial en la filosofía empresarial de USM. Construimos productos que perduran: con materiales anti desgaste, con artesanía de calidad, con diseños que duran, y con un estilo atemporal que permite que los muebles de USM duren toda la vida.